Jabil Prioriza la Seguridad de los Empleados, Apoya las Necesidades Críticas de Infraestructura

Jabil está siguiendo de cerca la evolución del COVID-19. A medida que la situación continúa evolucionando, la prioridad de Jabil, en nuestras más de 100 ubicaciones en todo el mundo, es la salud y la seguridad de nuestros empleados. Nuestros equipos están haciendo todo lo que está a su alcance para ayudar a garantizar que todos los empleados se mantengan saludables y seguros, mientras continúan entregando resultados a nuestros clientes lo mejor que podamos.

Los procedimientos de salud y seguridad implementados por las plantas de Jabil en todo el mundo incluyen:

  • Protocolos mejorados de saneamiento de edificios
  • Exámenes diarios de salud y temperatura para todos los que ingresan a nuestras instalaciones.
  • Protocolos y herramientas de distanciamiento social
  • Aumento de los requisitos y herramientas de higiene personal, como estaciones de desinfección de manos
  • Limitar el acceso a los sites, lo que incluye tener empleados cuyo trabajo no depende del edificio laborar desde casa
  • Compartir materiales educativos destinados a ayudar a prevenir la propagación de COVID-19

Nuestros sitios en todo el mundo están y seguirán siguiendo, todos los protocolos de sus gobiernos locales y funcionarios de salud.

Jabil se toma muy en serio su responsabilidad con nuestros empleados, y estamos trabajando diligentemente para hacer nuestra parte durante este momento tan difícil para ayudar a mantener a nuestros empleados sanos y seguros.

Las soluciones de Manufactura de Jabil están en Demanda Crítica

A medida que las comunidades responden a la pandemia de COVID-19, la repentina demanda mundial de un amplio espectro de productos ha causado una grave escasez. Los proveedores de atención médica necesitan muchos de estos productos con una urgencia cada vez más intensa.

Jabil Healthcare está trabajando para ayudar a nuestros clientes a escalar rápidamente la producción de dispositivos médicos y quirúrgicos, equipos de diagnóstico y consumibles, y sistemas de administración farmacéutica necesarios para evaluar, diagnosticar, monitorear y tratar pacientes infectados, así como proteger a los trabajadores de la salud. Muchas de nuestras instalaciones están dedicadas a estas necesidades urgentes.

Jabil Healthcare también ayuda a los clientes con una gran cantidad de otros productos y servicios relacionados con la salud, como la manufactura aditiva / impresión 3D y los servicios de esterilización y reprocesamiento de dispositivos. A medida que los recursos del hospital y del proveedor médico se ven limitados, es crucial para nuestros clientes que continuemos fabricando y brindando estos servicios críticos sin interrupción.

La tecnología está jugando un papel crítico al permitir el trabajo remoto. Por ejemplo, Jabil CLOUD proporciona a las empresas globales la infraestructura necesaria para satisfacer la exigente demanda actual de tráfico de red.

Además, Jabil Packaging Solutions proporciona envases de bienes de consumo esenciales y envases para productos alimenticios, todos los cuales han experimentado una mayor demanda. Es importante que estos productos también continúen produciéndose sin interrupción.

Para apoyar a nuestros clientes, estamos trabajando con múltiples gobiernos y agencias gubernamentales en muchas de las regiones en las que operamos para ayudar a convertir nuestra capacidad de Manufactura en productos considerados críticos o esenciales para la infraestructura, la salud y la seguridad. Estamos comprometidos a apoyar estas áreas con nuestras soluciones de manufactura y hacerlo con el cuidado y la seguridad de nuestros empleados como una prioridad.

Nuestra respuesta en China nos ayudó a tomar medidas anticipadas

Jabil se vio obligado a enfrentar el problema de cómo controlar la propagación de COVID-19 y proteger a nuestros empleados en enero, cuando la pandemia se desató originalmente en China. El equipo de liderazgo de Jabil se puso inmediatamente en acción, estableciendo medidas que incluían protocolos de higiene, controles de temperatura y estaciones de saneamiento, así como restringir el acceso de la planta a empleados esenciales para la operación, prohibir los viajes y los visitantes de la planta y permitir que las personas trabajen desde casa para minimizar el propagación e impacto del virus.

Esta respuesta inicial, aunque resultó en un costo directo de 53 millones de dólares, fue efectiva, permitiendo que muchas de nuestros sites en China se recuperen con éxito a su capacidad casi completa, al tiempo que protege a nuestros empleados. Nuestro enfoque del brote inicial de COVID-19 demostró ser una experiencia valiosa a medida que esta crisis se intensifica. Hemos aplicado estas lecciones y procesos a nuestros sitios a nivel mundial, y continuamos mejorando nuestros esfuerzos a medida que la situación evoluciona.

Continuaremos monitoreando la situación en todos nuestros sites, trabajando diligentemente para brindar a todos nuestros empleados las herramientas y los recursos que necesitan para mantenerse saludables, minimizar el riesgo, reducir la propagación y, sobre todo, garantizar que cada empleado esté en casa de forma segura todos los días.